Blog

10 Destinos Donde Ver Auroras Boreales

Sin lugar a dudas, la aurora boreal es uno de los fenómenos naturales más cautivadores y sorprendentes. Seguro que todos nos hemos planteado al menos una vez en la vida en hacer un viaje para ver auroras boreales. Así que hoy quiero resolverte precisamente esa duda. ¿Dónde ver auroras boreales y planear tu próximo viaje invernal?

Por desgracia, esta magia de ver todo el cielo cubierto de un manto verde no sucede en cualquier lugar del mundo. Aunque esto hace que sea más emocionante y salir en busca de las auroras boreales sea toda una aventura. Para ir entendiendo este fenómeno, déjame que te cuente qué es una aurora boreal y porque solo se puede ver en unos lugares concretos del planeta.

Qué es la aurora boreal y cuándo verla

La aurora boreal es un fenómeno atmosférico causado por la actividad geomagnética de la Tierra.

Pero, ¿por qué se producen las auroras boreales? Intentaremos no ponernos muy técnicos, pero la aurora polar sucede cuando las partículas que emite el sol chocan con el campo magnético de nuestro planeta. En ese momento, cuando entran en contacto con oxígeno y nitrógeno cobran los colores y luces que llamamos aurora boreal.

Llegados a este punto voy a concretarte que el fenómeno se lo conoce como aurora polar. Es solo cuando sucede en el hemisferio norte que se le llama aurora boreal. En el caso de que suceda en el hemisferio sur, se le conoce como aurora austral.

Normalmente las auroras son de color verde o amarillo, aunque también es posible verlas con colores morados o rojizos. Todo ello dependerá de la longitud de onda energética y si ha entrado en contacto con el oxígeno o el nitrógeno.

Cuando haces un viaje para ver auroras boreales tienes que estar atento a la predicción de aurora boreal. Hoy en día existen tanto páginas web como aplicaciones móvil donde puedes ver la actividad magnética que hay en la Tierra y, por ende, el mapa de auroras boreales o dónde estas pueden verse.

Ahora que ya sabemos los básicos de cómo se dan las auroras boreales, vamos a ver dónde ver las mejores auroras boreales:

Noruega y sus islas

Finnish aurora, KP8

A parte de nieve y paisajes que quitan el hipo, Noruega es un destino ideal para cazar auroras boreales. Parte del país está ubicado muy cerca del polo norte, haciendo el norte de Noruega un lugar ideal para disfrutar de las auroras boreales. Ya te he hablado acerca de que ver en las islas Lofoten, donde puedes unirte a nosotros a perseguir auroras boreales. El archipiélago de Svalbard es otro rincón peculiar del país situado por encima del círculo polar ártico. No solo podrás disfrutar de auroras boreales, sino también de osos polares en libertad.

Islandia

Jökulsárlón

Islandia es puro espectáculo de la naturaleza. Desde sus aguas termales, pasando por sus cascadas y fiordos, viajar a Islandia es algo que hacer al menos dos veces en la vida. ¿Por qué dos? Porque el país se transforma completamente del invierno al verano y merece la pena conocer sus dos caras de la moneda. Si quieres ver auroras boreales en Islandia, tendrás que viajar desde septiembre a mediados de abril para poder disfrutar del fenómeno. No serías el primer viajero que es recibido por una aurora boreal mientras aún está aterrizando el avión.

Laponia en Finlandia

Good Morning Lapland

Si quieres hablar de destinos mágicos, uno de ellos es sin duda la Laponia finlandesa. Se trata de la región más al norte de Finlandia la cual tiene solo el 3% de la población del país. Es popular viajar a la Laponia finlandesa para visitar la casa de Papa Noel y tener una vacaciones de Navidad auténticas. Pero Laponia brilla por mucho más que eso. Su fauna y paisaje también son dos razones de peso para viajar a este recóndito lugar del mundo. Los mejores meses para ver auroras boreales en Finlandia son de mediados de septiembre hasta marzo, siendo los dos primeros meses del año los más favorables.

Canadá

Looking down on a climb from Moraine Lake, Yukon, Canada

Canadá es otro de los destinos soñados de los amantes de la naturaleza. Este gran país goza de grandes ciudades pero también de grandes parques naturales con un gran escándalo de lagos, montañas y fauna salvaje. Hacer un viaje a Canadá en cualquier época del año es siempre una buena decisión. Curiosamente, viajar a Canadá para ver auroras boreales no suele ser la razón más popular de visitar el país. El estado de Yukón es uno de los más conocidos por su paisaje pero también para ver las auroras boreales. Belugas, ballenas y osos polares te esperan en Churchill, pero también hacen asomo las auroras boreales. Por último, una de las ciudades más pobladas del norte de Canadá, Yellowknife, es un lugar ideal para disfrutar del fenómeno.

Escocia

Imprescindibles que visitar en Escocia

Otro lugar donde se puede ver la aurora boreal es Escocia. Probablemente se trate de uno de los lugares asequibles donde ver la aurora boreal. Escocia es conocida por ser tierra de castillos y prados verdes. Dado que Escocia no es popular por las auroras boreales, la propia oficina de turismo se ha encargado de dar una lista detallada de lugares en las que verlas por la poca contaminación lumínica.

Suecia

Kangos Pinetree Lodge with northern light

Sin duda alguna, Suecia es otro de los destinos para ver auroras boreales. Desde principios de septiembre hasta abril vuelven a ser los meses para disfrutar de las luces del norte. Durante estos meses las horas sin luz son más largas. El área de la Laponia sueca es una de las muchas donde disfrutar de las auroras boreales. No obstante, la más popular entre los turistas es el Parque Nacional de Abisko. Situado cerca de la ciudad de Kiruna, es un destino ideal para un viaje para ver auroras boreales.

Como ves, son muchos los lugares dónde ver las luces del norte. El cual escojas dependerá de tu disposición, localización y presupuesto. Desde Persiguiendo el Viento apostamos por salir en busca de las auroras boreales en Lofoten. Las islas Lofoten cautivan por su fauna, paisaje, playas y pueblos pesqueros. Te animo a unirte a nuestra aventura a las Islas Lofoten.

islas lofoten en invierno

Qué ver en las islas Lofoten

Quizá eres de los afortunados que ha oído hablar de este recóndito lugar del planeta. Las islas Lofoten se encuentran al norte de Noruega y son un archipiélago de islas donde los grandes paisajes y carreteas escénicas son las protagonistas. Si estás pensando en conocer este rincón de Europa, sigue leyendo para descubrir qué ver en las islas Lofoten.

Si situación por encima del círculo polar artículo podría hacerte pensar que sus temperaturas son extremas. Aunque, por supuesto, no es como pasar un verano un España, sus temperaturas no son tan bajas como otras localidades vecinas. En Lofoten encontrarás una mezcla de paisaje, aventura y pueblos con encanto. Pero antes de saber qué ver en las islas Lofoten, déjame que te cuente como llegar.

Cómo llegar a las Islas Lofoten

islas lofoten mapa

Una vez despejada la enigma acerca de dónde están las islas Lofoten, toca hablar de cómo llegar. Como te comentaba, estás se encuentran al norte de Noruega aunque más al sur que el Cabo Norte. Debido a su localización no son muchas las conexiones para ir, pero tampoco son escasas.

En tu viaje a las islas Lofoten lo más seguro es que pises Oslo, la capital de Noruega. No existen vuelos directos a Lofoten y por ello lo más común es hacer escala en Oslo. Desde allí cogerías otro vuelo hacia Lofoten, siendo los aeropuertos de Leknes y Svolvaer los más comunes.

Otra opción es volar hasta Evenes o Tromso y desde allí empezar tu roadtrip por las islas Lofoten.

Auroras Boreales en Lofoten

Nusfiord auroras boreales en lofoten

Son muchas las opciones que ver en Lofoten. Aún así, no se puede negar que las auroras boreales son uno de sus principales atractivos. Noruega es un país ideal para disfrutar de este fenómeno natural y Lofoten uno de los principales puntos para vivirlo.

Únete a nuestra aventura en grupo reducido para salir en busca de auroras boreales en Lofoten en febrero.

La actividad geomagnética, que causa las auroras boreales, sucede cerca del polo. Los niveles de actividad pueden ir de Kp0 a Kp10. Por suerte, al norte de Noruega se pueden ver las auroras a partir de un nivel 1. De octubre a marzo son los meses con más actividad y también con menos horas de sol, lo que facilita la visión de las auroras. Durante tu itinerario por las islas Lofoten deberás estar atento a los niveles de actividad magnética en cuanto se vaya la luz del sol para salir en busca de la aurora boreal.

Museo Vikingo

Museo vikingo Lofoten

Más allá del precioso manto verde con el que podremos ver el cielo noruego, en Lofoten también se puede hacer turismo cultural. El museo Lofotr Viking Museum es el lugar ideal para empaparte acerca de quiénes eran los vikingos, qué hacían y cómo vivían. El museo tiene una localización privilegiada, ya que se encuentra en unas excavaciones que realizaron donde acabaron encontrando el edifico más grande de la era vikinga. Además, tienen diversas actividades de las que disfrutar, como una cena temática vikinga, dependiendo de la época del año en la que vayas.

Lofoten y sus playas

Sin título

Quizá no tenías pensado ir a la playa en un destino de frío. Aún así te recomiendo que incluyas algunas de las playas de Lofoten en tu itinerario. Las playas de Kvalvika y Uttakleiv son algunas de las que te recomiendo para hacer una pequeña ruta y disfrutar de un paseo por la arena. El paisaje no tiene nada que ver con el que estarás acostumbrado a ver en otras playas. Además, la falta de luz artificial las hacen un lugar perfecto para ver las auroras boreales.

Los pueblos de las islas Lofoten

Lofoten te enamora con sus pueblos pesqueros de cabañas de colores. Todos ellos forman parte de postales idílicas del archipiélago. Aún son muchos más los pueblos que ver en las islas Lofoten, aquí te recomiendo tres de los imprescindibles:

Magical Lofoten, Norway

Reine

¿Qué decir de Reine? Seguro que su panorámica te suena de haberlo visto en alguna campaña publicitaria de Noruega. Su localización y casas lo hacen un pueblo soñado y precioso. De hecho, en los 70s fue nombrado el pueblo más bonito de Noruega. Como la mayoría de localidades de Lofoten, se trata de un pueblo pesquero.

Henningsvær

Con apenas 500 habitantes, Henningsvaer es otro de los pueblos pesqueros de las islas Lofoten. El pueblo se reparte en diferentes pequeñas islas conectadas por puentes. Debido a su estructura, también se le conoce como la Venecia del norte. Otro de los puntos de interés es su iglesia, situada en la isla de Heimøya.

Svolvaer

Por último, voy a hablarte de Svolvær. Esta ciudad tiene casi 5.000 habitantes y es la capital administrativa de la provincia de Nordland. Por ello, aquí es donde encontrarás mayor infraestructura y servicios como restaurantes o supermercados. Además, suele ser el punto de inicio para realizar actividades como kayak, trekking o avistamento de ballenas.

Como ves, son muchas los punto de interés que ver en las islas Lofoten. Sea cual sea tu preferencia, lo que está claro es que al viajar a Lofoten disfrutarás de grandes paisajes y naturaleza. Si no te atreves a organizar tu propia aventura, recuerda que puedes unirte a nuestro viaje organizado a las islas Lofoten.

islas lofoten en invierno

A dónde viajar en invierno en Europa

Somos muchos los amantes del invierno. Una época del año en el que la nieve, el frío y la ropa de abrigo son los protagonistas. Hay destinos que brillan más que otros durante esta estación. Por ejemplo, no es lo mismo disfrutar del invierno en Barcelona que hacerlo en los pueblos suizos a los pies de los Alpes. Si estás en busca de tu escapada invernal, presta atención a estos destinos donde viajar en invierno en Europa.

Islas Lofoten

islas lofoten en invierno

Si hay algún lugar que cobra vida en invierno, este es sin duda algunas las islas Lofoten. Este archipiélago situado al norte de Noruega es el escenario ideal para salir en busca de auroras boreales y ver como el cielo se cubre de un manto verde. Pero no solo eso, en las islas Lofoten también se puede disfrutar de la vida de los pueblos pesqueros, disfrutar de los fiordos noruegos o hacer un avistamiento de ballenas. Aún así, las islas Lofoten están echas para disfrutarlas en cualquier época del año. En verano encontrarás grandes prados verdes y un montón de actividades de aventura que hacer.

Alsacia y Selva Negra

El lugar donde cobra vida la Navidad en Europa es Alsacia y la Selva Negra. Estas regiones, situadas en Francia y Alemania respectivamente, están hechas a la perfección para recorrerlas en coche durante el invierno. ¿Por qué? Pues porque en cada uno de sus pueblos se abre, al menos, un mercado navideño el cual llena de luz, villancicos y mucho ambiente las calles. El vino caliente será la bebida que te acompañará en tu ruta por los pueblos de Alsacia.

Viena

A donde viajar en invierno en europa

Palacio Schönbrunn

Si buscas un destino a dónde viajar en invierno en Europa que esté a medio camino entre cultura, Navidad y urbanita este es Viena. La capital austriaca es un lugar ideal para escaparse, por ejemplo, en el puente de diciembre en unos cuatro días. Viena es una ciudad limpia donde te sentirás seguro incluso si piensas en viajar solo. La Biblioteca Nacional Austriaca, el palacio Belvedere o la catedral de San Esteban serán algunas de tus paradas. Aún así, en la capital de la música clásica, tampoco puede faltar una visita al edificio de la ópera.

Tallin

Viajar a Tallin en invierno

Vista de Tallin desde las Escaleras Patkuli

Poco se habla acerca de viajar a las Repúblicas Bálticas. Lituania, Letonia y Estonia hacen un trío perfecto para ser visitado en un roadtrip de unos 10 días. Aún así, si solo dispones de unos cuatro o cinco días para viajar en invierno en Europa, te propongo Tallín. La capital de Estonia tiene una esencia de pequeño pueblo con calles adoquinadas, su plaza mayor de casas coloridas y el muro de un antiguo monasterio en el pasaje de Santa Catarina.

Londres

viajar a Londres en invierno

Para los que buscáis una escapada urbanita y de compras para el invierno, Londres es vuestra ciudad. La capital inglesa no deja de sorprenderte cada vez que la visites. Siempre hay una buena razón para repetir. Más allá de los imprescindibles, hay rincones menos conocidos como Neal’s Yard, The Hardy Tree o Little Venice. Aún así, si las compras son las protagonistas, Regent y Oxford Street serán un must a recorrer. Carnaby, Bond Street, Covent Garden y los populares Harrods serán otras de las paradas.

Suiza

Viajar a Suiza en invierno Montreux

Castillo de Chillon en Montreux

No se entendería viajar en invierno por Europa sin respirar aire puro y montañas nevadas. Suiza es un paraíso para los amantes de la naturaleza con cientos de lagos y rutas de senderismo por hacer. Aún así sus pueblos tampoco tienen desperdicio alguno. Gruyeres, Lausanne y la gran Lucerna ya te robarán el corazón. Pero si eres un viajero con un buen paladar, el Suiza podrás gozarlo probando sus variedades de raclette y fondue en un gran restaurante o en las casetas de madera en medio de la calle, el vino caliente o la créme double.

Austria

viajar en invierno a Austria tirol

Si buscas una combinación de elegancia y naturaleza, Austria puede ser una buena apuesta. Más allá de la ya mencionada Viena, al oeste de Austria hay muchísimas rutas por hacer. Puedes tener Innsbruck, ciudad olímpica y capital del Tirol austriaco, como punto base de tu viaje. Desde esta puedes conocer pueblos con encanto o bellezas naturales. Aún así, también te recomiendo hacer una escapada hasta Salzburgo, las cuevas de hielo a sus afueras y el hipnótico Hallstatt.

Como ves son muchas las opciones de destinos a donde viajar en invierno en Europa. Todo depende de si buscas ambiente navideño, grandes ciudades o naturaleza. De todos, antes de decidir a dónde ir, piensa en los días que tienes de vacaciones para escoger un destino que descubrir sin prisa.

consejos para viajar a marruecos

10 consejos para viajar a Marruecos

Conocer Marruecos es una escapada ideal que se puede hacer desde España en cualquier época del año. Dependiendo de cuántos días tengas disponibles, puedes trazar un itinerario que se ajuste a tus gustos. Aún así, hay algunos datos acerca del país que deberías conocer antes de lanzarte a conocerlo. Es por ello que quiero contarte unos consejos para viajar a Marruecos.

Estas recomendaciones no son más que información práctica antes de pisar el país. Así que si estás pensando en visitar Marruecos y justo has empezado a buscar información, seguro que estos datos te serán útiles.

Anímate a conocer Marruecos de la mano de Persiguiendo el Viento uniéndote a nuestra aventura por el desierto durante una semana.

Seguridad en Marruecos

Una de las primeras dudas que le surge al viajero es si el país es seguro. Hace años no dudamos de que habría mucho por mejorar, pero hoy en día no creemos que la seguridad deba de ser un factor que te impida conocer este país al norte de África. Viajar a Marruecos es seguro tanto para hombres como para mujeres.

Sobra decir que, como en cualquier otro país, hay ciertas precauciones que debes de tener. Ten siempre vigiladas tus pertenencias, no llames más la atención de lo que ya lo haces por ser turista o, sobretodo si viajas sola, no te muevas mucho fuera de los espacios turísticos o de noche. En si, es la misma dinámica que llevarías si estuvieras en España.

Djemaa el Fna

Cómo vestirse en Marruecos

Si es tu primera vez en Marruecos, o en un país de una cultura tan diferente a la tuya, quizá te sorprenda el tener que adaptar tu vestimenta al lugar. El equipaje para ir a Marruecos recomendamos que sea de ropa holgada y cómoda para poder moverte sin preocupación tanto por sus ciudades, desierto y naturaleza.

Al ser un país de clima bastante caluroso se recomienda que la ropa sea fina, aunque siempre viene bien un abrigo para las noches en el desierto u otros lugares. No debes preocuparte de taparte el pelo. Además, hoy en día es un país que recibe mucho turismo. Eso sí, es posible que al visitar algún edificio de carácter religioso te pidan que te lo cubras pero suelen dejarte ellos mismos un pañuelo para tu visita.

No olvidemos que somos turistas y que por nuestro aspecto ya llamaremos la atención. Recibiremos más miradas si llevamos hombros y piernas descubiertos, pero no está prohibido ni estaremos faltando al respeto de los locales.

P1010236a

Transporte y cómo moverse

Otra de las preocupaciones de la logística del viaje a Marruecos es el cómo moverse. Marruecos es un país bien conectado en tren y autobús con todas sus ciudades que visitar.

El transporte más económico es el autobús, el cual es muy usado por los locales. Aún así debemos entender su cultura de la tranquilidad. No debe extrañarnos que los autobuses se retrasen incluso una hora o más. Además, suelen estar bastante concurridos, lo cual puede agobiarte si es tu primera experiencia con una cultura como la marroquí. Los trenes pueden ser bastante cómodos, sobretodo en primera clase donde tendrás tu propio asiento reservado, lo cual no sucede en segunda clase.

Es bastante común para los turistas moverse por Marruecos con un vehículo con conductor. Tras pactar un precio con la agencia local, este te llevará hasta el lugar deseado. Eso sí, es más caro que las opciones anteriores aunque la más rápida.

Aventurera del desierto mirando el paisaje desde una ventana en Marruecos

Tipo de alojamiento y dónde dormir

Si estás preguntándote dónde dormir en Marruecos, no es algo de lo que debas preocuparte. La oferta en alojamiento es amplísima y encontrarás tanto albergues y hoteles como apartamentos y casas tradicionales llamadas riad. Aquí es donde tendrás que pensar en tus necesidades y presupuesto para tomar una decisión u otra.

Creemos que uno de los imprescindibles que hacer en Marruecos es dormir en una riad al menos una noche, para disfrutar de un ambiente privado y dejarte encandilar por su patio interior así como los azulejos y colores de su arquitectura. Otra gran experiencia es dormir en haimas, las tiendas situadas en el desierto donde habitan familias de bereberes.

Ryad Isabel

Mejor época para viajar a Marruecos

El clima suele cambiar bastante dependiendo de la zona de Marruecos por la que nos movamos. No es lo mismo estar situados en la costa que en el desierto o cerca de las montañas del Rif. Aún así, es un país de clima mayormente caluroso. En las zonas desérticas podemos esperar alcanzar los 40ºC durante el verano, teniendo unas temperaturas ligeramente más bajas y secas en el resto. Aún así, en el desierto las temperaturas pueden bajar drásticamente por la noche.

Recomendamos los meses de primavera (mayo y abril) como mejor temporada para viajar a Marruecos. La siguiendo mejor época diríamos que es el otoño, en el mes de septiembre. Por las temperaturas altas recomendamos evitar el verano, aunque no es una mala opción si la ruta se ciñe en la zona de costa.

Comida en Marruecos

La comida marroquí es especiada con sabores fuertes de los cuales no estamos acostumbrados. Aún así, durante tu viaje a Marruecos hay ciertos platos que no debes dejar de probar. Algunos de ellos son el tajine (una especie de guiso hecho en una olla de barro que tiene su versión con cordero, pollo e incluso vegetariano), el delicioso cuscús o el khubz, una especie de pan.

Aún así tampoco debes olvidar los puestos callejeros de comida, en los cuales con precaución siempre es una experiencia comer, o los dulces marroquíes.

One of Those

Moneda y cambio de divisas

La moneda de Marruecos es el dirham. Actualmente, 100 dirham son unos 23,50€. En España es difícil obtener este tipo de cambio y en caso de conseguirlo suele ser malo. Es por ello que te recomiendo cambiar de euros de dirhams en las oficinas de cambio de divisas en Marruecos.

Es posible pagar en euros en bastantes sitios de Marruecos, pero el cambio de divisa no es bueno. En pequeñas cantidades quizá no lo notes, pero en grandes si. Es posible pagar con tarjeta en muchos locales y restaurantes, pero siempre tienes que ir con precaución. Por ello lo mejor es pagar en efectivo siempre que puedas.

Documentos necesarios para Marruecos

Para viajar a Marruecos, teniendo nacionalidad española, no es necesario ningún tipo de visado. Eso sí, tendrás que viajar con tu pasaporte en vigor. Tal y como indica el Ministerio de Asuntos Exteriores en su web, el pasaporte debe tener una validez mínima de 6 meses. La estancia máxima es de 90 días como turistas y deberemos realizar algunos trámites en caso de querer extenderla.

Las compras y regateo

Como en muchos países, el regateo forma parte de su cultura. Es por ello, que si vas de compras por Marruecos o terminas en un zoco no debes tener miedo a ello. Eso sí, como todo hay que tener cierta cabeza. No regatees en alimentos, comida, en restaurantes o por un té.

Si estás pensando en comprarte ropa, una alfombra, zapatos, algunas artesanías o incluso un trayecto en taxi, es posible regatear. Aún así hemos de ser conscientes que su nivel de vida no es el mismo que el nuestro. Por lo tanto, aunque no nos dejemos tomar el pelo, tampoco hay nada malo en pagar un poco más de lo que lo haría una persona local ya que eso no supone un escándalo para nuestro bolsillo. Aún así, cada caso es único. En resumen, puedes regatear en muchos casos pero tampoco hace falta bajar cada céntimo.

IMG_0424

Es caro viajar a Marruecos

Llegados a este punto, solo queda resolverte la duda de si Marruecos es barato o caro. Como todo, cuánto cuesta viajar a Marruecos es algo personal y depende de cada uno. El alojamiento puede ir desde 6€ la noche en un hostel hasta 60€ por un hotel de cuatro estrellas con desayuno o 400€ por uno de lujo. En cuanto a la comida, puedes comer muy bien por 10€ aunque siempre subirán más los precios en las zonas turísticas. Un buen presupuesto puede ser de 30€ al día, aunque siempre puedes ajustarlo a tus necesidades.

Espero que tras estos consejos para viajar a Marruecos ya estés preparado para descubrir el país. Si aún tienes dudas, te animo a unirte a nuestra aventura para descubrir Marruecos con un grupo reducido de viajeros que terminarán siendo tus amigos.

Pueblo de cuento de navidad, Alsacia

Los pueblos más bonitos de Alsacia en Navidad

Acabamos de salir del verano pero ya estamos con la vista puesta en las Navidades. Para estas fechas especiales siempre apetece disfrutar del ambiente que nos brindan las fiestas con temperaturas frías, villancicos y mercados navideños. La zona de Alsacia, al noreste de Francia, es una de las mejores zonas de las que disfrutar en Navidad por sus mercados navideños y arquitectura singular.

Si estás pensando en hacer una escapada navideña, Alsacia es tu lugar. Puedes llegar a Alsacia aterrizando en el aeropuerto de Estrasburgo, aunque también puedes hacerlo en Frankfurt o Stuttgart y así pasar por Alemania. En los siguientes párrafos voy a desvelarte cuales son los mejores pueblos de Alsacia para que disfrutes de la Navidad y los mercados navideños.

 

¿Te animas a recorrer Alsacia con nosotros? Vente y conoce los mejores pueblos navideños en una aventura única.

 

Colmar

Empezamos por una de las reinas de la corona: Colmar. Sin duda se trata de uno de los pueblos que ver en Alsacia ya que no tiene un mercado navideño, sino ¡cinco! Todos ellos llenan de música y color las calles adoquinadas de Colmar creando un ambiente acogedor y agradable para el visitante. Una de las zonas de Colmar recomendadas es la llamada pequeña Venecia por sus canales.

Como curiosidad, decirte que fue precisamente en Colmar donde nació Frédéric Auguste Bartholdi, el creador y diseñador de la famosa Estatua de la Libertad. Además, si no puedes visitar Alsacia en diciembre, decir que en Colmar también se celebra una animada feria del vino en agosto.

Casas de colores en Colmar, Alsacia

Vistas de las casas coloridas de Colmar desde el puente

Eguisheim

Eguisheim es un pequeño pueblo que sigue con la tendencia de la zona con calles adoquinadas y casas de colores. Eguisheim significa “habitación de Egino”. Y es que fue precisamente el duque de Eberhard que construyó el castillo de Eguisheim, llamándolo así en honor a su primo Egino. El pueblo tiene forma circular, conservando dicha estructura desde la época romana donde hubo un asentamiento.

Está en la lista de los pueblos más bonitos de Francia y podemos destacar la fuente ubicada en la plaza del mercado que hay en pleno centro de Eguisheim. Como no puede fallar en esta lista de pueblos de Alsacia, este también tiene un mercado navideño del que disfrutar en diciembre.

Eguisheim, France

Plaza de Eguisheim

Turckheim

Tras Eguisheim puedes trasladarte hasta su vecina Turckheim. Esta fue una de las diez ciudades imperiales alsacianas y también destaca por sus casas tradicionales. Merece la pena pasear por sus calles viendo sus distintas puertas de entrada hasta llegar a la plaza Turenne, donde verás el ayuntamiento y otros edificios históricos. Aquí, una vez mas, no puedes perderte su mercado navideño para beber un buen vino caliente.

Kaysersberg

Siguiendo por esta ruta por Alsacia, llegamos a otro de los imprescindibles: Kaysersberg. Esta localidad de difícil pronunciación forma parte de los pueblos vinícolas de la zona y da entrada al valle del Weiss. Un punto más a su favor para visitarlo es que fue votado como el pueblo más bonito ¡por los propios franceses! en 2017.

La plaza de la Marie con su ayuntamiento y el puente fortificado son solo algunos de los atractivos de este. Eso sí, está prohibido acceder en coche a Kaysersberg así que tendrás que dejarlo en el parking de pago habilitado.

ITR-PCL-00045234

Riquewihr

Hacer una ruta en coche por Alsacia es hacer un viaje por escenarios de cuentos. Todos y cada uno de sus pueblos merecen la pena y Riquewihr no lo es menos. Se trata de un pueblo fortificado con casas de colores con entramado de madera. Su población es de apenas 1.000 habitantes, por lo que es muy tranquilo, pero en Navidad se anima por todos los locales y turistas que se acercan a disfrutar de su ambiente.

Obernai

La muralla de Obernai es uno de sus puntos de interés así como la estatua de Santa Odile, la patrona de Alsacia. Esto fue así ya que Obernai fue propiedad de los duques de Alsacia y es donde nació su hija Odilia. Además, también forma parte de las diez ciudades imperiales de Alsacia.

Si visitas Alsacia en Navidad, no puedes perderte tampoco su mercado navideño y quizá disfrutar de alguna de las cervezas elaboradas en la zona.

BALADE DANS OBERNAI EN ALSACE

Bergheim

Como suele pasar en todos los pueblos de Alsacia, su muralla, iglesia y ayuntamiento son dos de los puntos que ver en Bergheim. Este pueblo también forma parte de la ruta del vino por los viñedos de Alsacia y, como visita cultural, también se puede disfrutar del museo de las Brujas.

Estrasburgo

Por último, a pesar de que no se trate de un pueblo de Alsacia sino de una ciudad, no podíamos olvidarnos de Estrasburgo. Se trata de la capital de Alsacia y en Navidad podemos recorrer hasta diez mercados navideños. Además, en Estrasburgo ponen año tras año un gran árbol de 30 metros de altura en la plaza Village du Paraje.

El palacio de Rohan, la catedral de Estrasburgo y el barrio de la Petit France son algunos de los imprescindibles que ver durante tu paseo por Estrasburgo.

Place Kléber

Como ves, visitar Alsacia no defrauda y menos aún en Navidad. Se trata de una zona muy peculiar y de gran personalidad al norte de Francia la cual se puede conocer en una escapada o puente. Te animamos a recorrer Alsacia con nosotros en esta ruta que hemos planeado para salir en busca de la Navidad.

Ciudades de Marruecos que visitar

10 Ciudades Que Visitar en Marruecos

Marruecos se encuentra situado en el Magreb, al norte del continente africano. En sus más de 400.000 kilómetros cuadrados de extensión encontramos multitud de atractivos naturales, históricos y culturales que invitan a perderse por el país. Sus ciudades no son menos y por ello hoy quiero hablarte acerca de las ciudades que visitar en Marruecos.

Desde la ruta de las ciudades imperiales hasta las inigualables noches en el desierto, la diversidad de planes y actividades es casi infinita.

De todas esas posibilidades, en esta ocasión nos centraremos en descubrir algunas ciudades de Marruecos para conocer a través de ellas los innumerables encantos del país.

1. Marrakech

Marrakech es probablemente la más conocida de las ciudades imperiales marroquíes, una denominación otorgada a aquellas ciudades que han sido y/o son epicentros culturales y políticos del país, y por ende ciudades importantes de Marruecos.

En el caso de Marrakech, es uno de los sitios que visitar en Marruecos por excelencia y uno de los preferidos por los viajeros que se aventuran a conocer el país.

Tras visitarla, o la amas o la odias, no hay término medio. Pero hay que reconocer que Marrakech es una ciudad que ofrece historia, monumentos, buena gastronomía y una atmósfera muy dinámica.

En Marrakech es posible conocer la Madraza de Ben Youssef, el Palacio El Badi, la Koubba Ba’adiyin y la mezquita Kutubía, entre otros.

Visitar Marruecos ciudades imperiales

Calle de Marrakech

2. Fez

Otra de las ciudades imperiales de Marruecos es Fez, con callejuelas laberínticas y un aire mucho más tradicional que Marrakech.

A lo largo de los siglos, Fez ha sido sin duda una de las ciudades más importantes en Marruecos, un pasado que hoy puede verse reflejado en su gran riqueza cultural y en muchas de sus edificaciones que, en conjunto, dan lugar a un fantástico patrimonio.

De hecho, Fez alberga la medina más grande del mundo, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1981. Un merecido título dada su belleza, inmensidad y estado de conservación.

Que ciudades ver en Marruecos

Bab Boujloud (puerta azul) de Fez

3. Tánger

Puede que Tánger no sea una ciudad imperial, pero sin duda es uno de los lugares que merece la pena visitar en Marruecos.

En esta gran urbe marroquí uno puede explorar los restos de las murallas y perderse en la kasbah de Tánger, contagiarse del animado ambiente del zoco chino o contemplar la Gran Mezquita, entre otras muchas cosas.

4. Casablanca

Considerada centro económico, industrial y comercial del país, Casablanca se alza como una de las ciudades más importantes de Marruecos. Casablanca es además la ciudad más grande del país, con más de 4 millones de habitantes.

Entre los lugares que explorar en esta ciudad destaca la Mezquita Hassan II (o Gran Mezquita de Casablanca), un imprescindible que visitar en Marruecos, pues es el templo más alto del mundo y uno de los más grandes, solo por detrás de la mezquita de La Meca.

Pero la Gran Mezquita de la ciudad no es el único punto que merece la pena conocer, sino que Casablanca alberga muchos más, como el Palacio Mahkma du Pacha, el barrio de Habous (Medina Nueva) o la Plaza Mohammed V, entre otros.

Ciudades que visitar en marruecos Casablanca

Academia de Artes Tradicionales de Casablanca

5. Rabat

Considerada capital política de Marruecos, Rabat también es una de las ciudades imperiales del país.

A orillas del mar, esta ciudad marroquí ofrece preciosas estampas a los viajeros que se lanzan a conocerla. Con una ajetreada atmósfera urbanita, en Rabat es posible visitar, por ejemplo, la Torre de Hassan, la Kasbah de los Oudaya, la Medina de Rabat (declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2012), la necrópolis de Chellah o el Mausoleo de Mohamed V, entre otros.

6. Chefchaouen

Cuando ya se conoce algo sobre este país del norte de África y surge la pregunta sobre cuáles son las ciudades más bonitas de Marruecos, es casi inevitable que, como una de las primeras opciones, se nos venga a la cabeza la ciudad de Chefchaouen.

Con sus callejuelas intrincadas y repletas de sus características casas encaladas con un intenso color azul, la belleza de Chefchaouen es indiscutible. Por si no bastara con su original y bonita apariencia, la ubicación de esta ciudad marroquí, entre las montañas del Rif, no hace más que realzar sus encantos.

Aunque la mejor manera de disfrutar de Chefchaouen es perdiéndote sin rumbo por sus calles, en esta ciudad también merece la pena visitar algunos rincones concretos como la Gran Mezquita, la Plaza Uta al-Hammam o la Kasbah de Chefchaouen.

marruecos ciudades Chefchaouen

Calle tradicional de Chefchaouen

7. Essaouira

Al plantearte qué ver en Marruecos, Essaouira debería ser una elección casi obligatoria.

Esta ciudad marroquí regala tranquilidad y rincones con mucho encanto a sus visitantes. Su dinámica diaria está ligada en gran medida al puerto pesquero, motor económico de Essaouira.

Uno de los enclaves estrella de esta ciudad marroquí es su medina, declarada Patrimonio de la Humanidad en 2001, y una actividad indispensable a la hora de visitar Essaouira es perderse por sus calles.

Ciudades de Marruecos Essaoira

Puerto de Essaoira

8. Asilah

A algo más de 40 kilómetros de Tánger se encuentra Asilah, otra de las ciudad que visitar en Marruecos. Esta está situado a orillas del mar con un encanto cautivador e interesantes rincones escondidos en su medina, una de las más bonitas del norte de Marruecos.

Su ubicación también la convierte en un destino indispensable que ver en Marruecos para los amantes de los atardeceres, pues desde el Mirador de Caraquia, junto a la torre de Borj Krikia, es posible disfrutar de unos atardeceres espectaculares.

Atardecer en Asilah ciudad de Marruecos

Atardecer en Asilah

9. Ait Ben Haddou

La kasbah de Ait Ben Haddou es simplemente impresionante. Declarada Patrimonio de la ´humanidad por la UNESCO, esta ciudad fortificada constituye uno de los mejores ejemplos de arquitectura marroquí del sur del país y está considerada como una de las kasbah más bellas y mejor conservadas del mismo.

La construcción en piedra y arcilla de Ait Ben Haddou impresiona, por lo que no es de extrañar que muchos proyectos cinematográficos hayan escogido esta localidad como lugar de rodaje.

Ciudad amurallada Marruecos Ait Ben Haddou

Ait Ben Haddou

10. Meknès

Acabamos esta lista de ciudades que visitar en Marruecos como la empezamos, con una ciudad imperial. En este caso se trata de una ciudad tal vez menos conocida, Meknès.

Antigua capital de Marruecos en el siglo XVII, en Meknès es posible explorar, por ejemplo, la Madraza Bou Inania, la Plaza el-Hedim o el mausoleo de Mulay Ismail. Situada en el interior del país, cerca de Rabat, es otro de los lugares que recomendamos incluir en tu itinerario de viaje.

Meknès

A pesar de la cercanía de Marruecos con España y como ha crecido como destino turístico, sigue teniendo la etiqueta de destino peligroso. Te animamos a dar el paso y descubrir Marruecos con nuestra aventura por el desierto.

Imprescindibles que visitar en Escocia

Rincones de Escocia que te dejan sin habla

Escocia es rica y variada, algo que hace que resulte complicado escoger sus lugares imprescindibles a visitar. Más difícil aún es decidir qué sitios descartar para el próximo viaje. Lagos, castillos, pueblos pintorescos, costa este, costa oeste, explorar las Tierras Altas en coche… las opciones son incontables. Así que hoy quiero acercarte a sus maravillas hablándote de diez lugares que visitar en Escocia.

Para no calentarte la cabeza, puedes optar por limitarte e ir a los lugares más visitados de Escocia. Aún así te digo que merece la pena dejarte llevar, sobre todo si vas a viajar a Escocia por libre y en coche, para así descubrir rincones menos explorados.

Entre todas estas diez propuesta que visitar en Escocia, verás que la variedad de opciones es enorme (naturaleza, cultura, costa, interior, vida urbana, etc.), así que cualquier tipo de viajero puede encontrar aquello que le guste.

1. Edimburgo

Al pasear por el casco antiguo de Edimburgo uno se siente como si una máquina del tiempo lo hubiese devuelto al pasado. De aspecto medieval y rodeada de colinas, esta ciudad escocesa es simplemente preciosa y el estado de conservación de su centro histórico es inmejorable.

Por ello no es de extrañar que Edimburgo sea uno de los lugares más visitados de Escocia y, sin lugar a duda, uno de los imprescindibles al visitar esa zona del mundo.

Bonitos jardines, iglesias, catedrales, mercados, pubs con mucho encanto… Edimburgo tiene de todo, pero su construcción más emblemática es su imponente castillo, que regala al viajero imágenes únicas y hasta el que puedes llegar, por ejemplo, recorriendo la calle más famosa de Edimburgo, la Royal Mile.

Algo que hace de Edimburgo una ciudad que visitar en Escocia es su cercanía a la naturaleza teniendo dos colinas que ofrecen vistas espectacular a la ciudad: Arthur’s Site y Calton Hill. Por si todos sus atractivos turísticos no fuesen suficiente, el ambiente que se respira en esta ciudad es de lo más vivo y agradable. Así que, prepárate, porque Edimburgo te va a enamorar.

Edimburgo Ciudades que visitar en Escocia

Vistas de Edimburgo desde Calton Hill

2. Perth

Una de las ventajas de recorrer Escocia por libre es que tienes la posibilidad de escapar de la ruta típica y descubrir lugares menos conocidos.

Uno de los lugares que visitar en Escocia que puede sorprenderte es Perth, una pequeña ciudad en la que la mayoría de la gente está de paso, pero en la que quienes viajan por libre y con suficiente tiempo se verán tentados a explorarla a fondo y con calma.

Perth, ubicada a orillas del río Tay, en pleno centro de Escocia, posee un rico legado cultural y esconde lugares realmente bonitos. De hecho, la llaman “The Fair City”, la ciudad hermosa, en español; así que ya puedes sacar tus propias conclusiones sobre si merece la pena dedicarle algo de tiempo o si basta con cruzarla de camino a otro lugar.

Entre los diferentes lugares que puedes visitar en Perth se incluyen el Castillo de Balhousie (que alberga el museo de la Black Watch), los jardines Branklyn y Rodney Gardens, el River Tay Public Art Trail (que consiste en una ruta de esculturas que se encuentran repartidas por la ciudad) o el Palacio de Scone.

Perth ciudades que visitar en Escocia

Vistas de Perth y la iglesia St. Mathews

3. Inverness

Inverness es el corazón administrativo y comercial de las preciosas Tierras Altas (las Highlands) y es una parada casi obligatoria al realizar una ruta en coche por esta zona de Escocia.

En esta ciudad norteña destacan como lugares imprescindibles su castillo, que cuenta con un observatorio, el Inverness Castle Viewpoint, desde el que se puede disfrutar de unas excelentes vistas. La Old High Church, la Galería de Arte de Inverness o las Ness Islands son otros de los puntos interesantes a conocer.

Sin duda, un paseo a orillas del río Ness, cruzando sus puentes victorianos, es un indispensable al visitar Inverness.

Inverness Lugares que visitar en Escocia

Vistas de Inverness y el río Ness

4. Fort William

Fort William es la ciudad principal del suroeste de las Tierras Altas de Escocia.

Ubicada a orillas del lago Linnhe, en las inmediaciones de esta ciudad encontrarás la montaña más alta de Reino Unido, de nombre oficial Ben Nevis, pero más conocido por los locales con el cariñoso apodo de “The Ben”, que cuenta con 1.345 metros de altitud. Si eres un apasionado de la escalada, entonces un imprescindible de Escocia para ti será coronar esta montaña. Esto puedes hacerlo recorriendo la ruta más popular (llamada Pony Track) u otra de las muchas disponibles para alpinistas experimentados.

Si lo tuyo no es subir o escalar montañas, no te preocupes, disfrutarás de Fort William y del Ben Nevis igualmente, ya que, entre otras cosas, podrás contemplar paisajes espectaculares.

Fort William imprescindibles que visitar en Escocia

Calle de Fort William

5. Glasgow

Si lo tuyo son las grandes ciudades, entonces Glasgow tiene que estar obligatoriamente en tu lista de lugares que ver en Escocia.

De un marcado origen industrial que aún se aprecia al recorrer sus calles y callejuelas, en la actualidad Glasgow se ha convertido en, y se esmera por continuar siéndolo, un referente de la cultura y el arte.

Edificios victorianos, una misteriosa y sobrecogedora catedral o numerosos museos y galerías de arte puedes encontrarlo en Glasgow. Otro de los puntos fuertes de Glasgow es su arte callejero el cual puede verse en las decenas de murales que irás encontrando en sus calles.

Además, si eres un apasionado de la música y la noche, también puedes disfrutar de ello en la ciudad más grande de Escocia y tercera urbe de mayor tamaño de Reino Unido, que tiene una gran cultura musical y una animada vida nocturna.

Glasgow ciudades que visitar en Escocia

Cementerio de Sighthill en Glasgow

6. Isla de Skye

Una de las razones por las que viajar a Escocia es una gozada es porque es capaz de complacer a prácticamente todo tipo de viajeros, también a los amantes de la naturaleza.

Uno de los mejores sitios naturales que puedes visitar en esta zona del mundo es la isla de Skye, en la costa oeste de Escocia.

Si la visitas, y deberías porque te va a dejar sin palabras, prepara la cámara para alucinar con las impresionantes vistas de los acantilados que se pueden contemplar desde el faro de Neist Point. Con mucha  suerte, para inmortalizar algunos de los cetáceos que a menudo surcan sus aguas.

Neist Point Isla de Skye viajar a Escocia

Neist Point en la isla de Skye

7. Saint Andrews

Conocida por ser la cuna del golf, la ciudad universitaria de Saint Andrews esconde agradables sorpresas para cualquier viajero dispuesto a dedicar algo de tiempo a explorarla.

En esta ciudad histórica medieval podrás pasear entre las ruinas de la que un día fue la catedral más grande de Escocia, disfrutar de las preciosas vistas panorámicas que ofrece la torre de la iglesia de Sant Rule o recorrer la playa de West Sands, que en su día hizo de escenario para la película Carros de fuego.

Catedral de Saint Andrews viajar a Escocia

Catedral de Saint Andrews en Escocia

8. Stirling

A algo menos de hora y media en coche de Saint Andrews se encuentra Stirling, una ciudad dominada por su precioso castillo. Este está ubicado sobre una escarpada roca volcánica que contribuye a hacerlo más fotogénico si cabe.

Esta ciudad está inevitablemente ligada al soldado escocés William Wallace, quien fue inmortalizado en el cine por Mel Gibson en la famosa película de Braveheart. Fue precisamente aquí donde tuvo lugar uno de los enfrentamientos cruciales en las guerras de independencia de Escocia, la batalla del Puente de Stirling, en el año 1297, en la que William Wallace derrotó a los ingleses.

Por ello, hoy en día Stirling alberga el Monumento Nacional William Wallace, que se encuentra en la cima de Abbey Craig y que consiste en una preciosa torre monumental victoriana de unos 70 metros de altura construida en 1869.

Stirling que ver en Escocia

Castillo de Stirling

9. Isla de Mull

La isla de Mull, en el archipiélago de las Hébridas Interiores, es la cuarta isla de mayor tamaño que puedes encontrar en Escocia y es un buen lugar para cualquier viajero que quiera realizar avistamientos de ballenas.

Además de disfrutar de la fauna marina, en la isla de Mull puedes contemplar paisajes increíbles y descubrir lugares como las cascadas de Eas Fors o enamorarte de la pequeña pero pintoresca localidad de Tobermory, el principal asentamiento de la isla.

Isla de Mull tierras altas de escocia

Ciudad de Tobermory en la isla de Mull

10. Oban

Oban es uno de los lugares que ver en la costa oeste de Escocia, una localidad que a pesar de ser pequeña tiene mucho que ofrecer a sus visitantes.

Su bahía es probablemente una de las más bonitas que podrás ver en Escocia, la localidad en sí misma es muy pintoresca y las vistas de Oban son realmente privilegiadas.

Entre los atractivos turísticos que puedes descubrir aquí se incluyen el Castillo de Dunollie, la Torre de McCaig o la destilería de whisky de Oban, que ofrece una interesante visita guiada.

Además, en Oban encontrarás muchas embarcaciones que realizan salidas para avistar ballenas y delfines, así como para visitar diversas colonias de focas que habitan en esta zona del país.

que ver en Escocia en 7 días

Edificios de la ciudad de Oban con vistas a la bahía de Oban

Hasta aquí ha llegado las pinceladas por los imprescindibles que visitar en Escocia. Aún así, como habrás podido apreciar, Escocia es una tierra llena de naturaleza y poblaciones cargadas de leyendas.

Las Tierras Altas de Escocia

Si te rodeas de silencio, cierras los ojos y de repente comenzara a sonar la suave pero aguda melodía de una gaita, lo más probable es que inmediatamente visualizaras preciosas montañas de un color verde intenso; quizás rodeadas por una densa bruma blanca o tal vez coronadas por un precioso y enigmático castillo de piedra.  Esa inconfundible imagen que se te viene a la cabeza son las Tierras Altas de Escocia.

Las Tierras Altas de Escocia son un característico enclave de Reino Unido en el que puedes encontrar paisajes impresionantes, disfrutar de la naturaleza en estado puro y perderte en un auténtico remanso de paz.

En unos meses comenzará la aventura que nos llevará hasta este rincón del planeta. Un viaje en el que nos adentraremos en la cultura de Escocia, nos dejaremos perder entre sus verdes colinas, volveremos al pasado a través de sus castillos y, por supuesto, perseguiremos el viento que surca sus costas rocosas y sus fértiles tierras.

Por si aún dudabas de lo increíble que será esta aventura, hoy quiero revelarte algunas de las maravillas que te esperan en esta zona de Escocia.

¿Te animas a conocerlas?

 

Paseando por un camino en las llanuras de Escocia

Fotografía realizada por los chicos de Travel Own Way

Descubriendo las Tierras Altas de Escocia

A pesar de su tremenda belleza, esta región montañosa de Escocia, que abarca nada más y nada menos que dos tercios del norte del país, está poco poblada.

Probablemente por ello, las Tierras Altas constituyen un área extremadamente tranquila e incluso misteriosa. En muchas ocasiones no tendrás más compañía que la de la naturaleza y el silencio que te rodea.

Esto no quiere decir que no haya absolutamente nada más allá de sus montañas y paisajes; de hecho, hay núcleos de población muy pintorescos y numerosos enclaves de interés cultural que visitar. Aunque sí es cierto que puedes encontrar lugares verdaderamente remotos en gran parte de la región.

Por ejemplo, en la costa oeste de las Highlands, como se denomina en inglés a las Tierras Altas de Escocia, todavía existen pequeños pueblos o aldeas a las que únicamente se puede llegar en barca. ¿Te imaginas la paz y la tranquilidad de un lugar así? A mí se me revoluciona la imaginación con tan solo pensarlo.

Por otro lado, gracias a la relativamente baja explotación y el poco desgaste al que ha estado sometida esta zona del país, la región alberga algunas de las áreas silvestres vírgenes más extensas del continente europeo. Sorprende, ¿verdad?

Ese cierto aislamiento no solo ha permitido conservar en óptimas condiciones fantásticos parajes naturales, sino que también ha nutrido de una forma muy característica la cultura del lugar. Me refiero a las innumerables leyendas y misterios que tienen como origen las Highlands y que se han ido transmitiendo de generación en generación hasta nuestros días. En algunos casos, incluso traspasando fronteras y terminar siendo mundialmente conocidas.

Ese aire místico y solitario ha sido el caldo de cultivo perfecto para que este enclave escocés se convirtiese en un criadero de leyendas y mitos. Embrujos, fantasmas e incluso seres monstruosos internacionalmente conocidos, como Nessie (también llamado el monstruo del Lago Ness), tienen su origen en el enigmático entorno de las Tierras Altas.

Seguramente, cuando visites este rincón de Escocia, tú mismo podrás comprobar la influencia de ese aire misterioso, y puede que, sin quererlo, tu imaginación eche a volar creando historias verdaderamente mágicas.

 

Dentro de un frondoso bosque de Escocia

Fotografía realizada por los chicos de Travel Own Way

Los castillos de las Tierras Altas de Escocia

Aunque al escribir sobre las Highlands es casi imposible no hablar de bosques, lagos, riachuelos y cascadas; del aire tan puro como fresco y del olor a pino; o de los paisajes naturales de belleza sinigual que alberga, no hay que olvidarse de la cultura y la historia.

De hecho, si hay algo que abunda en las Tierras Altas, además de verdes colinas, son increíbles castillosCada uno tiene su encanto particular, y enriquecen el viaje a su manera.

Algunos castillos bien conservados, como el Eilean Donan Castle, pueden ser visitados “formalmente”. Otros como, por ejemplo, el Castillo de Urquhart, se encuentran en ruinas y, aunque no puedan ser explorados a modo de típica visita cultural, regalan otro tipo de experiencias. A menudo, ofreciendo una estampa que no querrás dejar de fotografiar.

En concreto, el Castillo de Urquhart, ubicado junto al lago Ness, es uno de los lugares más visitados de Escocia, así como uno de los enclaves más fotografiados. No es de extrañar dada la belleza del conjunto de las ruinas y el entorno en el que se encuentran.

 

Carretera directa a un castillo de Escocia

Fotografía realizada por los chicos de Travel Own Way

Inverness, la ciudad principal de las Highlands

Si bien, como decía al inicio, esta zona de Escocia tiene una densidad de población bastante baja, a lo largo de su extensión es posible encontrar diferentes núcleos urbanos que merece la pena visitar. De todos ellos, Inverness es la “única ciudad importante” (en lo que a tamaño y población se refiere, claro) y por tanto es el centro neurálgico de las Tierras Altas.

Ubicada a orillas del río Ness, esta es una ciudad tranquila por la que muchos viajeros pasan de camino al famoso lago Ness, que se encuentra a unos 12 kilómetros de Inverness. No obstante, merece la pena dedicarle algo de tiempo para conocer, por ejemplo, su castillo; una fortaleza rojiza desde la que es posible disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Para ello es necesario acceder al observatorio Inverness Castle Viewpoint, que se encuentra en la torre norte del castillo y para el que hay que pagar una entrada que cuesta £5 por persona.

Otras edificaciones emblemáticas que puedes visitar en Inverness son, por ejemplo, la Old High Church, que es la iglesia más antigua de la ciudad, o la catedral de la misma.

Sin duda, merece la pena conocer las Ness Islands, uno de los enclaves más bonitos que ver en Inverness. Se trata de una serie de islas boscosas ubicadas en medio del río Ness que constituyen un encantador paraje natural en plena ciudad y a las que se puede llegar a través de una serie de puentes colgantes de la época victoriana.

El recorrido completo por las Ness Islands se puede realizar en aproximadamente una hora, aunque lógicamente dependerá de lo que te quieras recrear en el camino.

Inverness forma parte de la ruta por las Tierras Altas de Escocia que realizaremos en la próxima aventura, pero ¿es el único enclave que visitaremos? Por supuesto que no.

 

Amanecer desde la tienda de campaña, imagen de los pies y el lago.

Fotografía realizada por los chicos de Travel Own Way

 

Persiguiendo el viento en Escocia

Perseguiremos el viento hasta las callejuelas empedradas de la preciosa y viva ciudad de Edimburgo (que, por cierto, también cuenta con un impresionante castillo).

Nos adentraremos en un recorrido cargado de sorpresas que, además de parajes naturales y de las ciudades ya mencionadas, nos permitirá explorar Portree, la pintoresca localidad de Kyle of Lochalsh y la tranquila villa de Fort William, entre otras.

Así, en esta aventura por las Tierras Altas podremos disfrutar de prácticamente todas las facetas de Escocia: la de grandes ciudades, la de pueblecitos con encanto, la de su historia y, por supuesto, la de su naturaleza.

¿A que ya estás deseando lanzarte a la aventura?

Consejos para viajar a Cuba

Cuba es un país maravilloso y diverso en el que encontrarás multitud de peculiaridades únicas. Somos conscientes del gran contraste que supone para el viaje el adentrarse a la cultura cubana por sus marcadas características. Por ello hoy te traemos unos buenos consejos para viajar a Cuba.

Esas características distintivas son las que en gran medida lo convierten en un destino tan diferente y atractivo; un país en el que, si optas por pasar de los resorts de todo incluido y los “viajes mega-organizados” en los que te llevan corriendo de un punto a otro, te sorprenderás a cada paso.

Probablemente ya sepas que entre las aventuras para perseguir el viento próximamente encontrarás un espectacular recorrido por este país caribeño. Un itinerario pensado para sumergirnos a fondo en el país y para conocer varias de sus muchas caras: la de la Cuba colonial, rural, histórica y paradisíaca, por ejemplo.

Tanto si te animas a perseguir el viento con nosotros como si tienes otros planes para visitar la isla por tu cuenta, a continuación encontrarás una serie de consejos para viajar a Cuba. Estos te serán muy útiles para disfrutar de la experiencia al máximo y minimizar la aparición de cualquier problema o contratiempo.

Mogote al atardecer en Viñales, Cuba

Fotografía realizada por Dan Zafra – Capture the Atlas

 

Consejos para viajar a Cuba sin contratiempos

 Hazte un seguro de viajes

Para viajar a Cuba es indispensable que cuentes con un seguro de viajes con cobertura médica, ya que es un requisito obligatorio para poder acceder al país.

En el que caso de que decidas aventurarte a ir sin contratar algún seguro, en la aduana te obligarán a adquirir uno, con la desventaja de que, si quieres entrar al país y no tener que subirte a un avión que te lleve de vuelta a casa, tendrás que conformarte con el que te ofrezcan. Seguramente este sea más caro y probablemente con peor cobertura que cualquiera que hubieses contratado antes de comenzar el viaje.

 

Yo te aconsejo que uses HEY MONDO, una compañía en la que muchísimos viajeros expertos confiamos. Llevo trabajando con ellos desde que empecé y nunca me han fallado. Gente muy cercana y humilde que se desvivirán por ti para que no te ocurra nada de nada durante tus aventuras. Además por ser perseguidor del viento oficial te descuentan un 5%. ¿No está mal, verdad?.

 

Banner de un 5% de descuento por ser lector en la compañía Hey Mondo

 

Que no se te olvide el botiquín

Este es uno de los consejos para viajar a Cuba más importante que te puedo dar. Uno de los problemas de Cuba ha sido, y sigue siendo, el abastecimiento, sobre todo con determinados productos o artículos. Entre ellos, por su importancia, destaca la escasez o dificultad para conseguir determinados medicamentos.

Por tanto, aunque siempre es recomendable llevar un botiquín de viaje, a la hora de viajar a Cuba es más importante si cabe.

Paracetamol, Ibuprofeno, repelente de mosquitos, un antiséptico/desinfectante y protector solar son algunos de los productos mínimos que no deberías dejar de incluir en tu botiquín.

Por supuesto, si tienes algún problema de salud crónico, lleva desde casa todo lo que necesites y en la cantidad suficiente para que te dure durante todo el viaje por Cuba.

 

Coche colorido en una calle empedrada de Trinidad, Cuba

Fotografía realizada por Dan Zafra – Capture the Atlas

Bebe agua embotellada

Cuba es un país seguro, tanto en lo que respecta a la seguridad en sus ciudades como desde el punto de vista sanitario. No es necesario administrarse ninguna vacuna o tomar tratamiento preventivo antes de viajar a Cuba.

Sin embargo, si es importante beber agua embotellada y no del grifo para evitar posibles problemas salud, como la diarrea del viajero.

En los países donde el agua corriente “no es de fiar” se suele recomendar también evitar tomar bebidas con hielo. Otro consejo para viajar a Cuba es no comer frutas sin pelar o verduras frescas, sin cocinar.

No obstante, a la hora de viajar a Cuba no es necesario preocuparse demasiado, ya que la gente local sabe que los turistas no estamos acostumbrados a su agua del grifo. En restaurantes y bares, por ejemplo, suelen servir hielos elaborados con agua embotellada o filtrada.

Simplemente si un lugar no te da confianza o eres de estómago delicado toma bebidas sin hielo, evita las ensaladas y pela la fruta o lávala tú mismo antes de consumirla.

 

Una concha en la orilla de la playa en Cayo Jutías, Cuba

Fotografía realizada por Dan Zafra – Capture the Atlas

 

Lleva ropa adecuada para el destino y tu tipo de viaje

Cuba es un país cálido durante todo el año, incluso durante la época de lluvias, en el que además hay una humedad bastante alta. Por supuesto, si visitas zonas montañosas notarás como las temperaturas son más bajas y comprobarás que por la noche puede refrescar bastante más que en la costa.

En cualquier caso, conviene llevar ropa cómoda y fresca, incluyendo prendas de algodón y con buena transpiración.

Especialmente si vas a viajar a Cuba durante la época de lluvias, no olvides incluir en tu equipaje un buen chubasquero. De hecho, te recomendaría llevarlo siempre, por si acaso. Uno de esos que se hacen diminutos y abultan muy poco espacio. Son una pieza fenomenal por si te pilla una lluvia inesperada durante la época seca.

En cuanto al calzado, unas chanclas, un zapato cómodo abierto y otro, también cómodo (ya que probablemente caminarás mucho), cerrado sería lo que tendrías que llevar para tu viaje a Cuba.

Si quieres visitar bastantes zonas montañosas, rurales o sitios remotos (en los que los caminos o senderos estén menos desarrollados) en realidad la mejor opción como calzado cerrado serán unas botas de montaña o calzado equivalente con buen agarre.

 

Vecinas en sus balcones conversando en La Habana, Cuba

Fotografía realizada por Dan Zafra – Capture the Atlas

 

Nunca cambies tu dinero en la calle o sitios no oficiales

A la hora de cambiar tu dinero, ya sea en euros u otra divisa, deberás acudir a los lugares oficiales de cambio de moneda. Al menos hazlo si no quieres encontrarte con ningún problema.

Dichos lugares son las Casas de Cambio (abreviado como CADECA) o la oficina de algún banco.

Es posible que alguien te ofrezca cambiar dinero en la calle, pero es algo que no deberías hacer ya que te pueden dar gato por liebre con bastante facilidad (dado que hay dos monedas en Cuba, de las que hablaremos a continuación). También podrían aplicarte una comisión innecesaria o una tasa de cambio exagerada.

Locales jugando al dominó en un bar de La Habana, Cuba

Fotografía realizada por Dan Zafra – Capture the Atlas

 

Conoce la diferencia entre los CUC y los CUP

Una de las cosas que más llama la atención y confunde a los viajeros que visitan Cuba es la existencia de dos monedas. Así que uno de los consejos para viajar a Cuba que pondrás en práctica es el de diferenciar ambas monedas cubanas.

La moneda utilizada por los turistas es el CUC. Esta responde al nombre de peso convertible cubano.

La otra moneda vigente es el CUP. Se denomina peso cubano o moneda nacional y es la utilizada por la gente local.

Todos los gastos medianamente importantes (alojamiento, excursiones, etc.) se pagan en CUC. Este tiene un valor bastante similar al del euro (1 € = 1,21 CUC).

Los pesos cubanos (CUP) también pueden ser utilizados por los turistas, cambiando directamente de CUC a CUP en las casas de cambio. No obstante, tienen un valor mucho más bajo (1 CUC = 25 CUP). Por ello se suelen emplear para pagar “cosas pequeñas” y/o de bajo coste como bebidas, comida en puestos (tipo snacks, sándwiches y similares) o para realizar compras en mercados locales de frutas y verdura, por ejemplo.

 

pesos convertibles moneda de cuba

Fotografía realizada por Zeneida – Travel me Softly

 

Hasta aquí llegan nuestros consejos para viajar a Cuba. Esperamos que estos te sean útiles y te animen a perseguir el viento con nosotros. Durante nuestro futuro recorrido por Cuba vivirás la auténtica vida cubana.

¿Habéis estado en Cuba? ¿Que consejos pensáis que son indispensables?

Familia de aventureros en Asturias

Viajar con desconocidos

¿Alguna vez te has planteado viajar con desconocidos? ¿sabes que existen viajes para personas solas? ¿quizás en algún momento lo has barajado como una opción, pero instantáneamente has considerado que era una mala idea?

Tanto si en alguna ocasión has querido embarcarte en un viaje junto a personas desconocidas para ti, como si crees que nunca serías capaz de hacer semejante cosa, hoy quiero contarte lo maravilloso que puede resultar lanzarte a una aventura así.

 

 

No importa si eres extrovertido, tímido, vergonzoso, callado, hablador, un torbellino o una balsa de aceite. Cualquiera puede disfrutar de la experiencia de viajar con personas que no conoce. Eso sí, tengo que advertirte que prácticamente todo el que lo prueba repite.

¿Listo para saber todo lo que puede aportarte esta experiencia?

 

Grupo de desconocidos disfrutando juntos de un atardecer en el desierto

¿Por qué viajar con desconocidos?

Aunque es importante que tus compañeros de viaje sean capaces de adaptarse a ti y que tú seas capaz de amoldarte a ellos, eso no significa que tengan que ser personas que conoces a fondo o desde hace mucho tiempo.

De hecho, los amigos y familiares no siempre son los mejores compañeros de viaje. A veces un exceso de confianza puede resultar más perjudicial que beneficioso para según qué cosas.

Y es que, querer o apreciar a alguien no significa que necesariamente seamos capaces de compenetrarnos bien con esa persona durante los viajes. Durante estas aventuras estaremos fuera de nuestra zona de confort y nos tocará enfrentarnos a retos y situaciones de estrés a las que no estamos acostumbrados.

Sin embargo, al viajar con desconocidos es como si nuestra tolerancia, paciencia y buena voluntad se acrecentara. Algunas personas se vuelven incluso más proactivas que cuando viajan con personas de confianza. Al viajar con conocidos nos resulta más cómodo y más fácil escurrir el bulto o esperar a que otros nos solucionen los problemas; e incluso dejar que decidan por nosotros y así no tener que calentarnos la cabeza.

 

Familia de aventureros brindando con cerveza mirando un atardecer en un lago

 

Viajar con desconocidos puede contribuir positivamente a que la experiencia del viaje y la logística necesaria para viajar en grupo sea mucho más efectiva. En consecuencia, las confrontaciones o discrepancias sean muchísimo menos frecuentes que en un grupo donde todos los viajeros se conocen de antemano.

Es decir, a menudo nos compenetramos mejor con compañeros de viajes desconocidos que con nuestros propios familiares y amigos.

Así, podríamos decir que, de alguna manera, viajar con desconocidos nos convierte en mejores viajeros, al menos para ciertos aspectos comunes a cualquier viaje. Cuando no conocemos a nuestros compañeros de aventuras, consciente o inconscientemente, tendemos a reforzar nuestras virtudes y minimizar nuestros defectos.

Viajar con desconocidos nos da la posibilidad de experimentar esa emoción y entusiasmo que solo sentimos cuando empezamos a crear de cero una relación personal con alguien nuevo. Gente con las mismas ganas que nosotros por descubrir nuevos lugares y vivir experiencias únicas e inolvidables.

¿No sabes de lo que hablo? Sigue leyendo…

 

Grupo de amigas abrazadas observando unos paraguas colgados del techo de un callejón de Bucarest

 

La magia de viajar con desconocidos

En cuanto nos hacemos adultos y las responsabilidades invaden nuestro día a día, hacer nuevos amigos parece ser más complicado. Pero no solo eso, sino que a medida que pasa el tiempo y cuanto más nos adentramos en nuestra zona de confort y en nuestra rutina diaria, más pesado y menos viable nos puede parecer conocer gente nueva.

¿Te ha pasado? ¿Lo has sentido alguna vez? ¿Te resulta complicado encontrar personas con las que compartas algo más que espacio y tiempo?

En un viaje todo se transforma, se intensifica; incluidas las relaciones personales. Además, es como si jugásemos en territorio neutro: nadie está en su zona de confort, todos se encuentran en una misma posición.

Al inicio del viaje puede que la timidez te haga preguntarte, “pero, ¿cómo se me ocurre venirme a la otra punta del mundo con gente que no conozco de nada?”.

Sin embargo, en cuanto la aventura va progresando todo el mundo se va soltando y se desata la maravillosa experiencia de viajar con desconocidos.

Empiezas entonces a darte cuenta de que en ese viaje todo resulta más sencillo. La gente te cae mejor, tú estás siendo más sociable que nunca, no paras de compartir conversaciones súper interesantes… ¿qué está pasando?

Pues pasa que, tal vez sin que fueras consciente de ello, te has reunido con un grupo de personas que, por muy diferentes que sean unas de otras, busca lo mismo que tú.

Todo el mundo está más predispuesto a conocer al resto y a darse a conocer sin formalidades, barreras ni prisas.

Antes decía que viajar con desconocidos te convertía en mejor viajero porque potencia virtudes como la tolerancia o la empatía. Lógicamente no solo se te aplica a ti, sino también al resto del grupo. Tú serás un desconocido para ellos igual que ellos lo son para ti.

Por último, y desde luego no menos importante, ya sabes que compartes al menos una pasión con esas nuevas personas que se han cruzado en tu camino: la pasión por los viajes, por vivir nuevas experiencias y/o por romper la rutina.

Esto, aunque no te percates de ello, crea unos vínculos y una complicidad que hacen que todo fluya casi con la misma naturalidad que cuando éramos niños y hacíamos amigos en todas partes y en cuestión de minutos.

Posando en unos acantilados preciosos de Asturias

 

De desconocidos a amigos para toda la vida

Por lo general los vínculos que te unen a esos desconocidos al comienzo del viaje no desaparecen ni permanecen. Estos evolucionan y se convierten en lazos sólidos y resistentes.

Las experiencias vividas durante la aventura también refuerzan la complicidad y quedarán asociadas a esas personas en tu memoria. 

Los desconocidos con los que te atreviste a realizar ese viaje acabarán por convertirse no solo en amigos, sino en personas especiales para ti. Al fin y al cabo, habrás compartido con ellos momentos que te hayan transformado de alguna manera como persona.

Juntos habréis descubierto una nueva cultura. Probablemente hayáis disfrutado de un atardecer inolvidable. Tal vez descubristeis al mismo tiempo un sabor que no sabíais que existía o hayáis experimentado por primera vez lo maravilloso que puede ser viajar con desconocidos.

 

Viajeros con Sergio posando para foto en lo alto de una roca en Marruecos

Mi último grupo que no se conocían de nada y acabaron convirtiéndose en una gran familia.

Viajar solo con desconocidos

Si has llegado hasta aquí, seguro que ya estás convencido de salir de tu zona de confort. Estarás preparando la maleta y buscando lugares para viajar solo pero en grupo. Es en ese preciso momento cuando viene la gran pregunta, ¿cómo puedo viajar solo con desconocidos?

Déjame decirte que estás en el lugar indicado.

Aquí creamos todo tipo de aventuras para que esa conexión, esa magia de viajar con desconocidos, surja en cada una de ellas. Salimos juntos a perseguir el viento y como si compusiéramos una hermosa canción, unimos a personas con una misma pasión: viajar.

Utilizamos diferentes tipos de escenarios; Marruecos, Senegal, Escocia y un sin fín de lugares más; y diseñamos historias pensadas para que viajar en grupo se convierta en una experiencia única en vuestra vida.

Así que espero que te unas a la familia y te animes a salir a perseguir el viento con nosotros y descubras a tu nuevo grupo de desconocidos, a tu nueva familia.