¿Quién soy?

Me presento:

Hola ¿como estás?, antes que nada me gustaría presentarme por si aún no me conoces.

Mi nombre es Sergio, tengo 30 años y quiero darte la bienvenida a este maravilloso proyecto.

Como ya te habrás imaginado, me encantan las aventuras y hace unos años decidí guardar las excusas en un cajón, esconder las inseguridades debajo de la alfombra, coger la cámara, la mochila y salir por la puerta directo a perseguir el viento.

Toda mi vida he vivido entre historias y eso es algo que me apasiona así que quiero ayudarte a luchar por tus sueños. Sí, has oído bien. Ya sea a través de mis propias experiencias o incluso viajando contigo mano a mano, enseñándote personalmente mi peculiar visión del mundo y así descubrirás que realmente eres capaz de cualquier cosa que te propongas.

Porque ese es mi objetivo con todo esto. Quiero aportar mi granito de arena haciendo ver a aquellos que lo necesiten que hay otro camino lleno de sueños que espera ansioso a ser transitado.

 

Ya sabes como funciona ¿no?, solo hay que armarse de valor y tomar el siguiente desvío que se te presente. 

 

Lo que voy a escribir a continuación seguramente te va a sonar bastante…

 

Empecé a trabajar muy joven, a los 17 años, y desde entonces hasta hace bien poco me he dedicaba enteramente a cumplir todos y cada uno de los estándares marcados por la sociedad. A base de mucho esfuerzo, cabezonería y trabajo logré pasar de trabajar en un videoclub, a operador de telefonía, a mensajero, así paso a paso hasta lograr un buen puesto en una oficina de una gran empresa. Logré al fin un muy buen sueldo y unas condiciones laborales excelentes. Me compré un buen coche y por supuesto me hipotequé hasta las trancas con un piso.

 

Vivía con mi pareja de aquel entonces y todo iba como la seda. Había cumplido el auténtico “sueño americano”. Conseguí todo lo que cualquier padre querría para sus hijos. 

 

Pero desgraciadamente mi vida era pura rutina, sin riesgos ni emociones. Los días se basaban en estar 8 horas encerrado en una oficina, salir a comprar al supermercado, llegar a casa muy cansado, ducha, cena, ver la TV un rato, dormir y al día siguiente más de lo mismo. Los fines de semana y las vacaciones las intentaba aprovechar al máximo con los amigos. Quería hacer cosas diferentes, cosas creativas. Necesitaba oxígeno. Pero me dí cuenta que mi entorno social y yo nunca llegábamos a ir por el mismo camino. Cada año que pasaba nuestra manera de ver la vida, nuestros sueños e inquietudes se alejaban bastante unos de otros y eso hizo que la relación se volviera cada vez más tóxica. 

 

Además, un día cualquiera mi pareja decidió irse al extranjero para seguir luchando por sus sueños y aunque en aquel entonces no me tomé la ruptura demasiado bien, hoy en día la admiro mucho pues analizando bien la situación en la que nos encontrábamos, ahora y con la cabeza más despejada, la entiendo perfectamente. 

 

Así que cuando me dí cuenta, todos se habían alejado, ¿o fui yo el que lo hizo? aún no me queda del todo claro. En fin, pasé una época muy dura (y demasiado larga) en esa zona tan oscura llamada soledad. Me refugiaba, como siempre, en mis cómics, juegos, libros, películas, series, etc.

 

Empecé a descubrir blogs y canales en Youtube de viajes y desde la comodidad del sofá de mi casa, pasaba los días “viviendo” las aventuras de otros. 

 

 

Hasta que un día decidí que ya estaba bien. Quería ser el protagonista de mi propia historia. Sin pensarlo dos veces compré un billete de avión a Alemania y contacté vía Couchsurfing con una pareja de alemanes para que me acogieran en su casa. Imagínate, eso para mí y mi entorno familiar era una auténtica locura. Todo el mundo me decía que algo malo iba a pasar. Pues la experiencia fue tan maravillosa que cuando volví a casa mi mentalidad cambió por completo.

 

Decidí empezar a vivir la vida que siempre había querido vivir, me costaría más o menos pero había que ponerse en marcha de una vez y empezar a perseguir el viento. 🍃

 

👉🏻 La gran pregunta es:

¿Eres una de esas personas que está harta y necesita un empujón para darle color a su vida? 

✔️ Entonces este es tu sitio.

 

Te ayudaré a dar ese paso y si no, como mínimo, lograré entretenerte un rato. ☺️

Es la hora de ser los protagonistas de la historia