Sergio, ¿Qué significa salir a perseguir el viento?

 

Salir a perseguir el viento es un concepto que ha cambiado radicalmente mi vida. Es un término que adopté para darle sentido a algo que empezaba a hervir en mi interior. Lo llevo haciendo durante estos últimos años y gracias a eso he vivido muchísimas experiencias, le he dado un valor y un significado nuevo a mis días y he conocido personas increíbles durante mis aventuras. Puedes leer mi experiencia completa aquí. 

Pero no te equivoques, perseguir el viento no es solamente viajar por viajar o irse de vacaciones. Es hablar contigo mismo por primera vez en mucho tiempo, es mirarte al espejo y escuchar a tu niño o niña interior pedir a gritos que rompas de una vez con la rutina, que vuelvas a ser feliz con lo que haces. Te pide que salgas de esa zona tan oscura llamada soledad y aunque tus amigos de toda la vida ya no te acompañen, tengas la fuerza suficiente para romper ataduras y continuar el camino sin mirar atrás.

Persiguiendoelviento

Una nueva forma de viajar

Yo simplemente quiero motivarte, a través de mis propias experiencias, a que al fin empieces a luchar seriamente por tus sueños. Pero para que me creas, tienes que venir conmigo…

 

👉🏼 Quiero convertirte en protagonista de esta historia, ayudarte a superar tus miedos, a hacerte más fuerte y a que empecemos a construir juntos el camino hacia tu felicidad. Parece una frase digna de un sobre de azúcar pero es la verdad, es lo que pretendo hacer.

🤚🏻¡Aunque cuidado! Quiero que quede bien claro. Nada de esto es fácil y vas a tener que poner de tu parte. Yo no soy de esos que te ofrecen una fórmula mágica a cambio de un falso “training” que vale un dineral. 

 

¿Entonces cómo lo voy a hacer? 🤔

pues sencillamente enseñándote una manera de viajar diferente. Mostrándote un mundo que quizás no conocías donde los amantes del mundo audiovisual son más que bienvenidos. En este maravilloso mundo de perseguir el viento viajar es importante pero lo es más vivir, aprender, conocer gente nueva y enamorarte de sus historias. Quiero que te empapes de todo tipo de experiencias que fortalezcan tu mente, tu autoestima y que vuelvas a casa con ganas de comerte el mundo. 💪🏻😉 

 

Vale, quiero conocer esa manera de viajar

De acuerdo, pero antes de embarcarte en tu próxima aventura me gustaría que tuvieras en cuenta los siguientes aspectos:

  • Recuerda que no soy un guía turístico ni “persiguiendo el viento” es una agencia de viajes convencional. Yo puedo encargarme de la planificación de los viajes, de la motivación y de documentarlo todo con vídeos y fotos pero para que la experiencia sea inolvidable tu papel y tu actitud en ella es muy importante. 
  • Tú eres el protagonista de esta historia. Todo irá grabado y documentado y será una experiencia única si mantienes un papel activo en el grupo ayudando a gestionar la ruta, las necesidades de los compañeros, ofreciendo sugerencias a la hora de qué hacer o qué visitar o incluso aportando soluciones con una actitud positiva a posibles problemas que puedan surgir. Tienes que tener activo el “espíritu viajero”.
  •  No os llevo a padecer. Normalmente salir a perseguir el viento no implica un viaje 100% mochilero donde tendremos que hacer autostop bajo la lluvia o buscarnos la vida para dormir. La mayoría de aventuras no serán así. Iremos siempre a lo seguro y con cabeza antes de hacer alguna locura. Está muy bien viajar sin plan pero siempre dentro de unos límites. 
  • No podremos hacernos responsables de tus actos. Si pierdes alguna pertenencia o te caes un porrazo por tratar de sacarte una foto en esa roca cuando te hemos dicho mil veces que no era recomendable, la responsabilidad será 100% tuya. Yo y los guías locales estaremos ahí para velar por la seguridad y la estabilidad del grupo pero siempre pueden surgir imprevistos. 
  • Las semanas previas a la aventura, cuando cerremos oficialmente las plazas, abriré un grupo de Whatsapp / Facebook o Skype para poder conocernos todos y tratar temas relacionados con el viaje. 
  • Respetaremos la cultura y la naturaleza. Creo que es algo lógico y no tendría ni que mencionarlo (pero nunca se sabe). Hay que tener absoluto respeto por el entorno y por sus gentes allá donde vayamos ya que somos desconocidos visitando su hogar. Además, para aportar nuestro granito de arena a su precaria economía, iremos siempre que podamos a pequeños locales, comercios y contrataremos alguna visita guiada a zonas protegidas.

Me has convencido Sergio, quiero salir a perseguir el viento con vosotros. 

Entonces pincha AQUÍ y empieza tu aventura...